Esta es la segunda parte de mis ejercicios de arpegios, si quieres ver la primera la tienes aquí. El conocimiento de los arpegios es algo primordial en un guitarrista y uno de los conceptos técnicos más complejos de practicar. Por este motivo he creado este ejercicio que recomiendo encarecidamente, donde aparecen triadas mayores, menores y disminuidas en todas las posiciones y tonalidades. Como con la música a veces es más fácil entender los conceptos viéndolo y escuchándolo que hablando, subo aquí un video de mi canal de Youtube donde explico el ejercicio detalladamente y tocándolo a diferentes velocidades para poder practicar.

El ejercicio se basa en cuatro puntos:

– Los arpegios están ordenados por el ciclo de cuartas. Si empezamos con tríada de Do, después iría la de Fa, después Si bemol, etc…

– Se intentará desplazar la mano por el mástil lo mínimo posible, de esta manera aparecen muchas más posiciones (recomiendo ver el video para entender este concepto).

– Se tocarán los arpegios de manera ascendente y descendente para que la púa trabaje en dos direcciones.

– Se tocará el ejercicio, siempre y cuando suene bien y la técnica sea correcta, a la velocidad más alta posible. No solo por cuestión de ganar velocidad y técnica con el instrumento, sino porque de esta manera nos forzamos a tener claras las posiciones de los arpegios. Me explico mejor: tu no puedes tocar un arpegio a mucha velocidad si no tienes claro dónde va cada nota del mismo. Recomiendo el uso del metrónomo para cuantificar la velocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *